La importancia de la alimentación en el aprendizaje


 Los neurotransmisores son sustancias químicas que se comunican entre sí, creando la posibilidad de que aprendamos constantemente. Y es que el aprendizaje es una de las funciones más complejas de nuestro cerebro. Un aprendizaje que requiere un alto nivel de concentrados y un estado de atención para poder recoger la información de nuestro entorno, almacenarla y usarla si es necesario.

Y para lograr un aprendizaje ejemplar nada mejor que una alimentación adecuada para lograr que esas conexiones de neuronas se realice a la perfección. Expertos nutricionistas defienden alguno nutrientes básicos para lograr una alimentación adecuada como es el grupo de vitaminas del grupo B (que lo encontraremos en legumbres, verduras y frutas); también recomiendan la vitamina E que lo encontraremos en frutos secos, en sales minerales como el potasio, en cereales. Otros nutrientes adecuados para el aprendizaje es el zinc, que lo tenemos en las carnes rojas, y también los oligoelementos, el silicio, el cromo, el selenio, que lo consumiremos si comemos pescados azules, como atún, anchoa, chucarri, así como frutas y verduras frescas.

Entre los alimentos que perjudican nuestra alimentación y por tanto nuestro aprendizaje está el café. La cafeína en un consumo mínimo puede generar un estado de alerta, pero si lo consumimos en exceso profocaremos sobreexcitación y descansaremos mal. También el alcohol o el tabaco perjudica nuestra equilibrio nutricional. Por eso, si estamos habituados a ellos, lo mejor es ir disminuir su consumo poco a poco.

El aprendizaje tiene mucho que ver con estudiar, pero no podemos dejar de lado también una alimentación adecuada. De esta manera los estudiantes y nuestros hijos conseguiran mantener una energía estable a lo largo del día, pudiendo realizar todas sus tareas correctamente y también disfrutar de otras actividades extraescolares.

Ir a la web de Aula10

Aula10_Avenida_De_America_12_Logo