Las buenas ideas, ¿de dónde vienen?


En su libro Where Good Ideas Come From?, Steven Johnson, teórico de medios y científico, se muestra escéptico de los momentos de lucidez, de las mentes geniales, y propone una nueva forma de explicar cómo se han generado las buenas ideas a lo largo de la historia de la humanidad.

Si como se dice Newton logró descubrir la teoría de la gravedad porque se le cayó una manzana en la cabeza, también a nosotros podría sucedernos lo mismo, si nos tropezamos, o si justo nos caemos, o si miramos a la pared de nuestra habitación. Incluso podríamos gritar ese grito mítico de Arquímides: ¡Eureka! (¡lo encontré!). Cuando pensamos que tenemos que tener una buena idea parece que tiene que ocurrir algo de esto, que tenemos que ser iluminados en un momento determinado. Sin embargo, la experiencia nos dice que puede que lleguemos a viejos sin tener una genial ocurrencia para hacernos famosos o millonarios.

En el bestseller publicado por Johnson en 2010,  Where The Goods Ideas Come From: The Natural History of Innovation (De dónde vienen las buenas ideas), el autor desmitifica esta idea de genio iluminado. El científico nos dice en este libro que los grandes descubrimientos son producto de una corazonada lenta, que el Eureka es un mito. También nos dice otra idea, que es el contexto en el que vivimos, el que nos permite que unas ideas se desarrollen y otros no. Algo que elimina esa intuición de que las buenas ideas caen del cielo, que nos vendrán por inspiración divina, y no por un trabajo continúo y esmerado. Pero la buena noticia es que Steven Johnson también opina que en la actualidad gracias a las nuevas tecnologías tenemos un gran potencial de innovación.

Ir a la web de Aula10

Aula10_Avenida_De_America_12_Logo

Leave a Reply