Motivación matutina


A la hora de estudiar, son muchos los estudiantes que no consiguen esa motivación matutina para ponerse delante de lo libros. Se levantan somnolientes y no quieren concentrarse en ninguna asignatura, ya sean suspensos de Bachillerato o se tengan que preparar para la Selectividad. Y menos en esta época veraniega donde el sol caliente desde primera hora de la mañana y lo único que apetece es ir a la playa o a la piscina.

Sin embargo, para todos aquellos que quieren aprobar en septiembre no les queda otro remedio que intentar motivarse día a día para conseguir los resultados óptimos y que el verano no lo pasen en casa o en la biblioteca en balde. Seguro que si eres estudiante has experimentado esa sensación de pesadez al tener que ponerte desde primera hora con los libros de texto. Sabes que casi todos los días de verano, mientras tus amigos juegan o tus padres van a trabajar, tu vas a tener que sentarte en tu escritorio y estudiar.

También te puede suceder, que asistas a un curso de verano en una academia y te suceda lo mismo. Tienes que levantarte, coger el metro con sueño y ponerte a las 8 de la mañana o si tienes suerte a las 9 de la mañana delante de un libro. Si no creas una actitud positiva no vas a conseguir un resultado óptimo en septiembre. Para poder luchar contra eso te damos algunos pasos que te servirán para poder animarte cada mañana.

Lo primero de todo saber que la única forma de aprobar los suspensos es estudiando. Y si es por la mañana, mucho mejor, ya que después podrás disfrutar de un poco de diversión a la tarde. Al levantarte tienes que pensar que vas a aprobar, que tienes todas las facultades necesarias para sacar esa asignatura que te ha dado dolor de cabeza todo el año. Cada mañana levántate confiando en tus cualidades y visualiza que ya has aprobado los exámenes.

El segundo paso sería planificarte la asignatura día a día. De esta manera tendrás un objetivo que cumplir y cuando lo termines podrás descansar y divertirte un poco. El día anterior planifica el día siguiente: hacer esquemas de tal tema, resumir algún otro, y estudiar el que hayas terminado. Así, podrás poco a poco ir avanzando y cada mañana notarás que te falta menos por acabar el temario de las asignaturas que tienes suspensas.

Y por último, lo más recomendable es que no estés todo el día pensando que tienes que estudiar. Si has hecho una buena planificación, y cumples todas las mañanas con lo que te has propuesto, a la tarde podrás disfrutar de algo que te apasione, jugar a fútbol, ver un poco la televisión, escuchar música e incluso irte a última hora de la tarde a la piscina. Eso sí, este paso tiene que convertirse como en un premio por haber estudiado toda la mañana y a primera hora de la tarde.

Con estos pequeños pasos levantarte por la mañana se te hará un poco más ameno y conseguirás cumplir tus objetivos y aprobar todos los suspensos en septiembre. Estos consejos son igual de recomendables a los alumnos que estén preparando la Selectividad, o para todos aquellos estudiantes que tengan algún suspenso en Bachillerato.

Ir a la web de Aula10

Aula10_Avenida_De_America_12_Logo

Leave a Reply